octubre 14, 2018

Cómo conseguir unas invitaciones monísimas para tu boda

Cómo conseguir unas invitaciones monísimas para tu boda

Seguro que has estado en una de esas bodas que te han dejado impactada. Seguro que ahora te acuerdas de ese ramo tan conseguido, de los colores de ese vestido o de ese cóctel que tan buen recuerdo te dejó. Y, claro, ahora que estás preparando vuestro propio enlace quieres que cada detalle esté a la altura. Recuerda que la invitación será lo primero que les va a entrar por los ojos a tus seres queridos, así que sigue estos consejos para unas invitaciones monísimas y comenzar ganando a tus invitados.

Invitaciones monísimas | Añade algún elemento natural



Una de las apuestas más en alza es recurrir a elementos naturales en la invitación. Muchas parejas deciden engalanar sus tarjetas con motivos florales propios de las bodas más campestres, tonos presentes en el campo o pequeños bosquejos de plantas y flores, con lo que estas simbolizan para una pareja.

Estas estampas bucólicas, y la apuesta por motivos naturales, aportan calidez y cercanía al conjunto, a la vez que lo hace elegante. Eso sí, lo mejor es elegir aquellas plantas y flores que más vayan contigo.

Etiqueta personalizada boda con ramillete Marmarina

Invitaciones monísimas | Cuidado con el color



Las tonalidades que escojas para tu boda dicen mucho de vosotros. Por eso, has de tener muy en cuenta qué color o colores vas a destacar en la boda. Lo ideal es que la paleta que elijas esté presente en todos y cada uno de los detalles del evento: los conjuntos florales, los elementos decorativos de las mesas... ¡Todo!

Y, claro, estos tonos también deben estar presentes en las invitaciones. Ya que menos es más, lo ideal es decantarse por uno o dos colores que funcionen bien y hablen de ti y de tu gusto por la delicadeza. En los últimos tiempos, y por lo que vemos en algunas de las celebraciones más diferentes y elegantes, te invitamos a probar colores como el violeta o el lavanda –¡ideal en bodas campestres en el exterior!–, oliva, rosa cuarzo o malva. Recuerda que otras opciones, sobrias y refinadas como el gris claro o algunos tonos de azul claro siempre son infalibles, sobre todo para combinar con otros tonos.

Invitación de boda Botánica en acuarela Marmarina

Invitaciones monísimas | Elige bien las tipografías



La tarjeta con la que te dirijas a tus amigos y familiares es mucho más que un trozo de papel con unos nombres, una fecha y unas indicaciones. Por eso, ten presente que la elección de la tipografía será muy elocuente. Ante todo, huye de ese tipo de letras que por su trazo puedan parecer muy infantiles. Y no hablemos de algunas de las tipografías tan frías generalizadas en programas informáticos: queremos parecer cercanos, pero también diferentes, originales y elegantes.

Por eso, lo mejor es optar por una caligrafía creada a mano, junto a la pareja, que reproduzca la sensación familiar, cercana y única que queremos transmitir. Hoy en día, no faltan técnicas para transmitir este mensaje con facilidad.

Puesto de mesa caligrafiado a mano Marmarina

Invitaciones monísimas | Apuesta por acuarelas



Para jugar más con esa impresión de familiaridad, te recomendamos incluir en la invitación algún elemento con acuarela. Ya sea un pequeño boceto del lugar de la celebración, un elemento decorativo, alguna ilustración que hable de vosotros… De esta manera, con un diseño que no va a tener nadie más, te aseguras que la tarjeta sea lo más personal, elegante y exclusiva posible.

Acuarela Botánica Eucalipto y rosas Marmarina

Invitaciones monísimas | No hagas lo que hace todo el mundo



Si recuerdas todas esas bodas en las que has estado, y de las que hablábamos al principio de este post, seguro que muchas compartían un diseño casi idéntico para sus invitaciones. O, peor aún, tal vez ni te acuerdas de ellas. Como lo que quieres es crear la mejor sensación posible, haz algo distinto al resto, pero sin perder la elegancia que te diferencia.

Entre tanto detalle que tienes que tener en cuenta –sabemos lo que es preparar una boda– posiblemente haya cosas que te desborden. Lo mejor es pedir ayuda a profesionales, que os conozcan como pareja y que plasmen lo que queréis para vuestro enlace en un diseño exclusivo. Igual que tú, van a poner todo el cariño posible en acertar con cada detalle.

Un abrazo, Marmarina