febrero 18, 2019

Las mejores invitaciones de boda a mano

Las mejores invitaciones de boda a mano

Son muchos los profesionales que se enorgullecen de tachar de trabajo handmade sus productos. Sin embargo, ¿hasta dónde se puede afirmar que esto es 100% real? En Marmarina no nos tiembla el pulso al decir que nuestro centro de negocio son las invitaciones de boda a mano y todo gira en torno a ellas, porque nuestro principal valor es el amor por el trabajo artesanal. ¿Quieres saber más sobre nuestra técnica y filosofía? ¡Sigue leyendo!

El equilibrio entre tecnología y artesanía.


Vivimos en una sociedad rápida, donde todo es efímero y donde la tecnología ha conseguido que en cierto modo dejemos de darle importancia al valor de los
antiguos oficios. Pero lejos de ser un aspecto negativo, en Marmarina creemos que hay que conseguir dar con un punto intermedio entre el pasado y el futuro; rescatando, renovando y redescubriendo los antiguos oficios y tomando lo mejor de las nuevas técnicas ya que agilizan el trabajo en multitud de ocasiones. Desechando (en la medida de lo posible) la producción en masa y valorando el trabajo manual como es el caso de nuestras invitaciones de boda artesanales. Papelería de boda donde se plasma el cariño de sus artífices a través de la calidad de los productos handmade, el valor de una palabra escrita a través del arte del lettering o caligrafía o el mimo de los pequeños detalles decorativos del sobre entre otros...
Invitaciones de boda a mano-Marmarina

¿Cómo elaboramos nuestras invitaciones a mano?


Una fiesta tan especial como el matrimonio o la unión de dos personas requiere de unas invitaciones a la altura de las circunstancias. Por ello, en Marmarina cuidamos de cada detalle de la papelería de boda de principio a fin. El primer paso es elegir un papel de calidad adecuado y que respete el proceso de impresión. Esto podría ser lo básico, sin embargo en Marmarina vamos un paso más allá con las invitaciones de boda y buscamos que este sea respetuoso con el medio ambiente, en concreto, verjurado y reclutado de bosques gestionados de manera sostenible.

Esto es otro de los puntos positivos del trabajo manual. Tras esto, nos ponemos en contacto con los novios para definir mediante una charla o formulario los datos principales y lo que esperan de sus invitaciones personalizadas.

Invitaciones de boda hechas a mano-Marmarina
Las invitaciones hechas a mano empiezan a cobrar sentido cuando se llega al paso del bocetaje, un método que se inspira en la técnica de la toile de jouy, donde se empiezan a hacer los primeros bocetos dibujados a mano en un tono monocromático, ahí está la clave y el valor real. Una vez que está concretado en cierto modo el diseño, es el momento de elegir el soporte y las tonalidades en las que se va a realizar el diseño.

Invitaciones de boda realizadas a mano-Marmarina
Y una vez más, el valor artesanal gana presencia con los detalles en acuarela y la caligrafía. Las acuarelas se bocetan a mano en acuarela y después se digitalizan. Si eres fan de la caligrafía te encantará saber que en Marmarina caligrafiamos a mano todos los textos valiéndonos de tinta, plumilla y la tan elegante tipografía cursiva inglesa.

Invitaciones de boda a mano detalles-Marmarina
Y aunque nos hemos querido centrar en las invitaciones, no puedes olvidarte de que nuestros sobres para boda también forman parte de ellas. Y en nuestro caso, también los creamos nosotros individualmente y con mucho mimo.

Espero que te haya encantado reflexionar sobre el proceso manual de nuestras invitaciones


Un abrazo, Marmarina