diciembre 19, 2018

¿Invitaciones o participaciones de boda?

¿Invitaciones o participaciones de boda?

Puede que sea una duda que fuera más habitual en los enlaces que se celebraban hace muchos años, ya que es una figura un tanto desterrada hoy en día, pero muchos se siguen preguntando, de cara a sus celebraciones, si deben repartir invitaciones o participaciones de boda, como algunas parejas hacían antes. Pero antes refresquemos la memoria: ¿qué es eso de una participación?

Pese a que ya no se usen tanto, antes era común distinguir entre las tarjetas de invitación las invitaciones propiamente dichas y las participaciones, que son la forma que tienen los novios y sus familiares más allegados de dar la noticia del enlace al resto de seres queridos, pero sin que estos sean requeridos en la celebración. Es decir, se empleaban para que amigos y familiares conocieran la noticia, pero por boca de la propia pareja, no por otras fuentes.

Estas tarjetas de boda se utilizaban por mera cortesía para informar a esas personas a las que no era posible invitar pero lo suficientemente cercanas como para tener esta pequeña distinción con ellas. Estas participaciones cuentan con una información más sucinta. Normalmente, es suficiente con incluir datos básicos sobre la boda como el nombre de los novios, la fecha y el lugar del enlace —muchas no incluyen el lugar de la celebración o del convite—. Además, este modelo de tarjetas de boda no incluyen direcciones o mapas.

Participación de boda clásica Marmarina



Así, en las invitaciones de boda puede figurar información más extensa sobre la celebración en sí, y en las participaciones, como mucho, se añade información breve y concisa sobre los novios y una dirección para poder enviar felicitaciones una vez conocida la buena noticia.

¿Cuándo utilizar participaciones de boda?



Lo mejor es, ante la duda, recurrir a invitaciones de boda, ya que es el modelo de tarjetas que está más extendido y aceptado actualmente. No obstante, se puede recurrir a las participaciones, que no dejan de ser una mera información que se hace por educación a algunos allegados, cuando no nos es posible invitar al evento a todas las personas que conocemos. De esta manera, puede ser útil en celebraciones más pequeñas e íntimas, con pocos invitados, en espacios muy reducidos como jardines o exteriores que no suelan acoger este tipo de eventos.

Participación de boda marinera coral Marmarina

También puede ser un recurso apropiado para tener un detalle con familiares menos allegados y amigos a los que no vemos de forma tan frecuente pero con los que queremos participar, de alguna manera, en la celebración.

Otra posible solución para usar participaciones de boda



Por la flexibilidad que permiten estos materiales, tradicionalmente se emplean en fechas diferentes a las invitaciones normales. Muchas parejas las empleaban paralelamente a las invitaciones del enlace. De esta manera, se solapaba el envío de unas y otras. No obstante, también era frecuente remitirlas hasta poco antes de la celebración.

Participación de boda Botánica Marmarina

Así, mientras que las invitaciones se mandan unos meses antes, en ocasiones los novios hacían llegar las participaciones hasta pocas semanas antes de la boda. No obstante, lo más recomendable, en caso de hacer uso de esta alternativa, es tener claro a quién queremos invitar y a quién queremos hacer partícipe de la gran noticia con mucha antelación. Una vez conscientes de estas distinciones inevitables, podemos seleccionar a quién avisamos de una manera y a quién de la otra.

Ante todo, no descuides el estilo



Elijas la opción que elijas, lo mejor es que, si empleas participaciones de boda e invitaciones, todas sigan un mismo estilo. Y, por supuesto, que estas tarjetas que emplees vayan acordes con el estilo general de la celebración y con vuestro estilo como pareja. Si optáis por un formato tradicional, que el resto de elementos de la boda también estén en el mismo tono.

Participaciones de boda con detalles florales Marmarina



Es más importante que vuestras invitaciones estén cuidadas, que utilicen los mejores materiales, que las técnicas digan algo de vosotros y no sean las mismas de siempre, y que, por sus diseños únicos, quienes las reciban tengan ganas de conservarlas para siempre. Es un recuerdo que va a durar toda la vida. Así que, te lo decimos por experiencia, solo se alcanza este carácter único cuidando cada detalle.

Un abrazo, Marmarina